3 puntos imprescindibles para tu marketing on-line

Esto lo escribí hace unos tres años, cuando era la extinta Silvia Alegría. El patio sigue parecido desde entonces.

Internet es genial. Ha democratizado el periodismo, las columnas de opinión, los negocios, la educación…

Cualquier persona -yo misma- puede opinar, expresarse y mostrarse al mundo entero. El punto para el que lee es encontrar algo interesante y original entre una cantidad tan descomunal de datos.

Tras años de leer, estudiar y trabajar en derivados del marketing on-line, se lo que peta.

O lo que quieren venderme que lo peta. Porque (casi) todos hacen lo mismo, aunque bajo lemas como se un “Emprendedor no convencional”, “Distínguete del resto”, “Hazlo único.”

Y te lo voy a contar.

Debería hacer “El-megatutorial-de-marketing-con-más-de-5000-palabras-para-que-le-encante-a-google” y un vídeo de unos 45 minutos.

Va ser que no.

Así que te traigo calentito “El-resumen-en-tres-pasos-para-que-hagas-lo-mismo-que-todos-los-que-te-venden-que-tienes-que-ser-único.”

Los tres puntos imprescindibles para triunfar con tu marketing on-line:

1. Vídeos

Tienes que hacer vídeos.

Da igual que se te entienda menos que a Shakira cuando canta. Da igual que seas más soso que Inhiesta haciendo anuncios.

Si quieres ser alguien en la vida on-line todo pasa porque cojas el móvil y te grabes echando unos rollos.

Debo ser un bicho raro en esta era visual. Prefiero leer a ver. Si está escrito puedo escanear, ver si me interesa rapidito y decidir en un instante si le dedico tiempo o lo desecho.

No tengo tiempo ni ganas de tragarme un vídeo de alguien hablando de sus cosas para ver si me interesan o no.

Tanta avalancha me parece un despropósito y un coñazo.

2. Grupo de Facebook

Yo creé uno al inicio de Facebook, cuando se hacían sin sentido y no servían para nada útil. Se llamaba “Adopta un surfero californiano de 20 años” y llegó a tener 80.000 miembras.

Poníamos fotos de tíos buenos en bañador y decíamos burradas al respecto.

Ahora si quieres hacer negocios on-line que tener tu propio grupo de Facebook. Ponerte una toga blanca, de dejar que te posea el “espíritu de gurú” para vender tus productos difundir tu palabra, a tu entregada y fiel comunidad de clientes.

Yo tengo alma de guruguesa, lo único que cada vez me apetece difundir una palabra que difundir… así que continuo con el grupo del surfero.

3. Acribillar a mails coñazo

Te apuntas a los correos de alguien que te interesa seguir… se abren ante ti dos posibilidades:

  1. Que des con una persona normal y te mande un mail cada vez que escribe un artículo y puntualmente para vender algo.
  2. Que haya aprendido con tribus, agencias o derivados… y te tenga preparada una serie de mails con más capítulos que El secreto de Puente Viejo. Prepárate para que te lleguen mails y más mails. Porque tu eres un cliente potencial y con esa tupa de mails te van a calentar como una perra, hasta que termines haciendo una compra.
    Entiendo que no todos sus suscriptores serán todos como yo, que termino sin comprar, desuscribiéndome y renegando del momento en que me apunté.
  3. ACTUALIZACION 2019. Exista otra opción: que sigas a Isra Bravo (está tardando), y mandes muchos mails de puta madre, que venden a la vez que entretienen.

El mail es como la flor de la doncella en los libros de caballería, lo más preciado que te pueden dar.

Bueno, no. Lo mejor que te pueden dar es transferencias.

Y ya está. Con esto un poco de SEO copywriting por allí, un buen embudo de ventas por allá, una pizca de FacebookAds y dos gotas de Test A/B tienes chupado triunfar con tu marketing on-line.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *