Manos entre líneas

Mi abuela decía que las líneas de las manos dibujan una M. Y las de los pies una S. «Muerte Segura» decía que significaban esas letras. Yo la escuchaba y pensaba «…pues vaya alegría», con el desparpajo de los pocos años.

Ahora pienso «lo único seguro, desde luego… pues vaya alegría.» No se la de años que llevo sin recordar este símbolo que se hace patente en mis manos cuando miro las palmas.

Muchas otras líneas las recorren. Verticales, de la palma a la punta de los dedos; horizontales en los nudillos por dentro (¿cómo se llamará esa parte? ¿Corva de los nudillos?), y también la parte externa tiene sus propias líneas.

Líneas que surcan manos fuertes, de huesos anchos -herencia paterna- con venas y alguna que otra cicatriz. Líneas que surcan manos con tendencia a la curva -herencia materna-.

Hay quien sabe interpretar algunas de esas líneas. Yo solo se que aunque incompleta, dibujan una M.

Lo decía mi abuela.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *